Espiar a un adolescente de 15 años, la prioridad de un gobierno siniestro.


Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
DEBEMOS ELIMINAR LAS PENSIONES MILLONARIAS A LOS EXPRESIDENTES DE MÉXICO, APOYANOS CON "UN ME GUSTA"



Aunque es injustificable y reprobable, pudiera entenderse (solo entenderse) que EPN mande espiar a periodistas como Aristegui o Loret para saber cuáles son sus fuentes, o a los padres de los 43npara saber en dónde se van a manifestar, o al titular del Poder del Consumidor para informar a las refresqueros de sus próximos pasos para incrementar el impuesto a las bebidas azucaradas.



Anuncios 

  Solo una mente siniestra, alguien que no tiene escrúpulos y que guarda demasiado resentimiento es capaz de actuar como lo hizo Enrique Peña Nieto, al querer espiar a periodistas, defensores de derechos humanos y a un adolescente. 

 En el caso del hijo de Carmen Aristegui, de 15 años de edad, se refleja lo que Peña tiene dentro de sí. ¿Para qué espiarlo? ¿Qué querían encontrar en él? 

Definitivamente alguna información que hiciera poner contra las cuerdas a la única periodista que ha puesto en jaque a él y a su gobierno.

 Anuncios
Una decisión torpe, como la mayoría de las que toma este gobierno. Una decisión que asusta, porque se refleja en ella que no hay límites morales, éticos y legales en quienes hoy dirigen este país.

 Una decisión que merece toda la indignación de una sociedad que no puede darse el lujo de permitirse estos atropellos a sus libertades, a sus derechos.

Pero, ¿a un adolescente de 15 años? Ahí sí está muy "requetecabrón" el asunto. No Peña Nieto, te equivocaste rotundamente. Así no, en México NO.

Con información de guruchuirer.com

 Anuncios


Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario