Estudiante mexicano gana medalla de oro en Canadá por fertilizante a base de orina


Foto de Internet
Víctor Reynoso Martínez, estudiante de bachillerato, ganó la medalla de oro en la categoría de innovación tecnológica en el Canada-Wide Science Festival por su proyecto Pastillas fertiorin, un fertilizante agrícola a base de orina humana. 

 El joven cuanta a Agencia Informativa Conacyt que la idea surgió tras ver que sus vecinos regaban con aguas negras una parcela de papa y que también la abonaban con estiércol; “Entonces empecé a investigar con qué más se podría regar y encontré que la orina tenía un gran poder fertilizante y también vi que se podían hacer pastillas fertilizantes a base de algo y decidí que serían de orina humana”, declaró.

 Su trabajo compitió contra más de 50 proyectos de jóvenes de varios países como Canadá, Turquía y Australia, entre otros. Víctor ya probó en cultivos de papa, haba y frijol que hay en la preparatoria en que estudia y los resultados fueron buenos. Estas pastillas solo están conformadas por cinco por ciento de orina, manifestó el joven que cursa su preparatoria en el Colegio Jean Piaget, ubicado en Tultitlán, Estado de México.

Anuncios.



Resaltó que actualmente el kilo de fertilizante cuesta entre 150 y 200 pesos, mientras que el kilo de su producto tiene un costo de aproximadamente 15 pesos. “La idea es que sea un producto que esté al alcance de toda la gente”. 

 Mencionó que a sus 15 años no es el primer reconocimiento internacional que gana por un proyecto de innovación. En 2012, cuando tenía solo 11 años obtuvo su primer reconocimiento en ExpoCiencias Internacional para América Latina, realizado en Paraguay. 

 En aquella ocasión fue galardonado con el trabajo “Una Navidad sin niños quemados”, el cual es un retardante de fuego hecho a base de sales de fosfato que se puede aplicar a la ropa para que no se incendie.

Anuncios.

Esta idea surgió porque hacía un par de años hubo un incendio cerca de su casa provocado por las luces navideñas. Dicho incendio se propagó rápidamente porque la mayoría de casas de esa zona son de cartón y murieron muchos niños. 

 “Después de esta tragedia dije ‘no podemos esperar a que vuelva a pasar un caso como este, tengo que hacer algo’, y me puse a trabajar en este retardante de fuego para aplicarlo a la ropa”. 

 Después desarrolló el proyecto Nopalli tlacehuiloni, el cual consistió en crear una pintura antifuego hecha a base de la baba de nopal, se trata de un retardante de fuego que se aplica directamente en las paredes. 

 Con informacion sinembargo

Anuncios

Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada