Facebook

Lupita estaba en su último mes de embarazo y murió al caerle una barda durante sismo

Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.



Foto de afondoedomex.com Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui



En unos días, Don Guadalupe recibiría al segundo nieto de su hija menor, quien llevaba su mismo nombre, sin embargo, Lupita fue una de las 13 víctimas que dejó el sismo en el estado de México. 

 El martes, María Guadalupe caminó unos 200 metros de su casa hasta la entrada de la escuela Carlos Hank González, para ir a recoger a su hija Cynthia que apenas cursa el primer grado cuando ocurrió la tragedia.

 Era la hora de salida de clases cuando un temblor empezó a cimbrar la localidad de Guadalupe Yancuictlalpan, mejor conocida como “Gualupita”, los niños corrían cuando a la mujer le cayó una barda en la cabeza. 

 La psicóloga de profesión estaba en las últimas horas de gestación, incluso en incapacidad en el centro educativo que laboraba cuando se desprendió una parte de concreto del nombre del plantel que la golpeó.



Anuncios 

  “Ella había ido a traer a su hija, pero no le dio tiempo de quitarse y le cayó una barra, la trasladaron en una patrulla, cuando llegó a la clínica ya no pudieron hacer nada por ella y su bebé”, relató su papá. 

 Tras el terremoto, otras mujeres y niños resultaron heridos, aunque Lupita, de 29 años de edad, murió tras el golpe que sufrió en la cabeza junto con el hijo que esperaba. 

 El jueves su cuerpo fue sepultado en el panteón local, luego de ser velado, fue acompañada por familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, esta noche sus padres iniciarán con el novenario.

 En su casa aún está el altar con flores, las sillas y mesas están listas para iniciar los rezos, aunque hasta hoy no han recibido ningún apoyo del gobierno, solo les mandaron dos coronas, dice Don Guadalupe. 

 “Apenas empezaba a vivir, ella tenía una vida por delante, era le menor de mis tres hijos, estaba en los últimos días para dar a luz, vivía aquí con nosotros”, recuerda y llora en el patio de su casa el padre.

 Anuncios
Este municipio se encuentra en el censo de los que menos daños sufrió en la infraestructura, aunque el sismo cobró dos vidas, por lo que familiares piden apoyo ya que dejó una menor de seis años que hoy vive con la familia paterna.

 El plantel educativo ubicado en la calle Allende y Guerrero está cerrado, aunque vecinos se oponen a que los menores regresen a las aulas el próximo lunes ya que aseguran que tiene daños severos tras el temblor.

 Finalmente, pidieron que autoridades de Protección Civil realicen un análisis profundo en torno a la situación de la estructura para evitar riesgos a los alumnos, insistieron en que muchos estudiantes quedaron afectados con los hechos.

Con información de afondoedomex.com

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario