En el PRI sugieren que financiamiento de Morena proviene del narco, piden investigar

Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui

 
Gracias a escándalos como el de Eva Cadena o el de los descuentos salariales realizados a los trabajadores municipales de Texcoco, poco a poco se han ido conociendo algunas de las fuentes de financiamiento de Morena.

 Adicionalmente a los recursos públicos que recibe el partido y las contribuciones de sus militantes, ha quedado claro que las arcas de Morena se llenan con dinero procedente de actividades ilícitas, como desvíos y “moches” de empresarios. 

 Pero por extraño que parezca, todo indica que otra de las fuentes de financiamiento del partido de Andrés Manuel López Obrador es nada más y nada menos que el gobierno de Enrique Peña Nieto

. ¿Cómo es eso posible? 

De acuerdo con una investigación realizada por el periódico El Universal, en lo que va del sexenio, el gobierno federal ha realizado operaciones por más de mil millones de pesos con empresas ligadas a congresistas de la actual legislatura, entre los que destacan el priista César Camacho, el panista Roberto Gil y el Diputado de Encuentro Social Alejandro Murillo, sobrino del ex procurador Jesús Murillo Karam.



Anuncios 
  Y en esta red de conflicto de intereses, no podía quedar fuera el partido de la honestidad valiente. Todo lo contrario: incluso encabeza la lista, ya que el legislador más beneficiado de los contratos federales es el diputado Carlos Lomelí Bolaños, quien llegó a la Cámara Baja en 2015 bajo las siglas de Movimiento Ciudadano, pero desde marzo de este año saltó a Morena. Lomelí Bolaños es propietario de los Laboratorios Solfran S.A. de C.V y Lomedic S.A. de C.V, una distribuidora de medicamentos y materiales de curación. 

En lo que va del sexenio, dichas corporaciones han facturado 505 millones de pesos como producto de sus negocios con dependencias como el IMSS, el ISSSTE, la Secretaría de Salud y Pemex. Y es de suponer que parte de esas ganancias van a parar a manos de Morena y López Obrador. 

Desde hace por lo menos 17 años, Lomelí es señalado por como uno de los principales financiadores de AMLO: aportó recursos para su campaña a la jefatura de gobierno en el 2000, y cosechó los frutos convirtiéndose en uno de los principales socios del gobierno del tabasqueño en el entonces DF. 

Luego, volvió a portar a la campaña presidencial de Obrador en el 2006 y el PRD lo hizo candidato a una senaduría, aunque no ganó.

 Anuncios
En 2012 volvió a financiar a AMLO, volvió a competir por una senaduría y volvió a perder. Pero eso no estodo. A las empresas de Lomelí se les relacionó --en su momento-- con el Cártel de Colima, dedicado al tráfico de metanfetamina.

 En 2008 la empresa Lomedic entró en la lista negra de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, bajo sospecha de estar ligada al grupo criminal liderado por los hermanos Amezcua. Permaneció allí hasta 2011.

 ¿Será que el dinero que Lomelí gana en un claro conflicto de intereses con dependencias federales termina en manos de López Obrador? ¿Será que dinero proveniente del narco va a parar a las campañas de Morena?

Con información de laotraopinion.com.mx

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario