El retrato oficial de Peña Nieto costó "poco" solamente mas de 1 MILLÓN Y MEDIO DE PESOS

Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui

 
Aun cuando el gobierno “se apretó el cinturón”, no se escatimó en gastos de sesión, reproducciones y montaje de la fotografía. 

El retrato fue hecho en 2012, EPN era la promesa de cambio y su imagen pulcra debía corresponder a esta esperanza de cambio.

 Antes de cumplirse los primeros 100 días de Gobierno, en 2013 la Presidencia de la República publicó el retrato oficial del Presidente de México, Enrique Peña Nieto; sin embargo, el retrato costó a los mexicanos 1 millón 677 mil 545 pesos por la sesión, la impresión, las reproducciones y el montaje, según comprobantes consultados por SinEmbargo. 

Además, en la documentación no aparecen los gasto por retoques.



Anuncios 
  El costo de la foto presidencial no cambió por el decreto de austeridad hecho por la actual gestión en 2012 y refrendado en 2015 con disminuciones presupuestales de más de 100 millones de pesos. 

 Aun así, la imagen fue reproducida, en 2013 y en 2016 se hicieron más impresiones; además de otro montaje, de acuerdo con los contratos publicados por la Presidencia de la República en el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT). 

Se publicaron los convenios que conciernen al retrato oficial por determinados conceptos, pero no se especificó la cantidad gastada en los evidentes retoques en el rostro de Enrique Peña Nieto.

 Anuncios
Alfredo Paredes Zamora, director de Capitol Consulting and Communication, dijo al respecto: “la edición” en una imagen es, como cualquier otro, un concepto por el que se paga y cobra. “¿Cuánto se ha gastado en la imagen personal de este Presidente? 

¿Cuánto se gastó por la foto que pasará a la posteridad por completo, incluso con los retoques? Ese debiera ser una erogación transparente porque no puede separarse la figura de Enrique Peña Nieto sin su imagen física”. 

 En la fotografía se aprecia al Presidente mexicano posar encima de una silla verde con el escudo nacional bordado, ya desde ese momento no tenía una aprobación alta: tan sólo el 54 por ciento de gente aprobaba su administración. 

 Habían pasado tan sólo 28 días de Gobierno y Los Ángeles Times publicó que la cantidad era modesta, pero respetable; sobre todo si se tomaba en cuenta el mismo índice al momento de su elección: del 38 por ciento. 

 Peña Nieto era la promesa de un cúmulo de reformas las cuales reactivarían la economía, generarían más trabajo y descenderían el costo de los servicios….

 Esos fueron sus compromisos de campaña y su imagen pulcra debía corresponder a esta esperanza de cambio.

Con información de Sinembargo.com

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario