Facebook

Concluye la búsqueda en el EDO MEX de Emily y su padre, los encuentran sin vida.

Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui

 
Este sábado fueron encontrados dos cuerpos sin vida, estaban enterrados en el patio trasero de una casa, eran los cadáveres de Emily Honey Martínez González de 11 años y su papá Roberto Martínez Ledesma de 57. 

 Ambos desaparecieron el día domingo 23 de julio tras una fiesta familiar. Los cuerpos de la niña y su padre estaban semi-quemados y el o los presuntos asesinos los enterraron con cal y graba. Mediante un operativo en donde participaron elementos de la Policía Municipal, el CES Ecatepec, de Acolman y la fiscalía mexiquense, finalmente fueron ubicados. Datos señalan que alrededor de las 5:00 de la mañana de este sábado, fueron encontrados los cuerpos de Emily y su padre Roberto. 

 Las autoridades ya tienen a un detenido y sospechoso, es miembro de la familia y su nombre es Fredy Sosa, permanece en calidad de detenido en tanto se realizan las pesquisas para determinar si es culpable de ambos homicidios. Emily Honey Martínez de 11 años y su padre Roberto Martínez fueron reportados como desaparecidos hace seis días en el municipio de Tecámac, Estado de México. El domingo a las 5 de la mañana terminó una fiesta familiar en la casa de Roberto, su hija Emily se quedó a dormir con él y todos los demás se fueron.



Anuncios 


 A las 11 de la mañana la familia regresó, pero ya no estaban, en el cuarto solo encontraron una gran cantidad de sangre y señales de forcejeo. “Sólo detectaron que en la camioneta si hay rastros de que en la caja echaron cosas, no sabemos que echaron", aseguró Roberto Martínez, hermano de Emily. 

 Dos días después la confesión de un familiar abrió una nueva línea de investigación, quizá no estaban desaparecidos, podrían haber sido asesinados. Freddy Sosa, primo político de Emily, fue el último que los vio con vida el domingo, dijo que unos hombres lo habían secuestrado cuando él ya se retiraba del domicilio. Sin embargo, una vez detenido, le narró otra versión al hermano de Emily.

 “Freddy dijo que Roberto y Emily estaban solos y que él fue quien se brincó la barda para entrar al domicilio, dijo que abrió el zaguán a cuatro personas, vio cómo asesinaron a Roberto y cómo abusaron sexualmente de la niña, según Fredy, tuvo un momento de arrepentimiento, intentó arrancar una camioneta para atropellar a los agresores con ella, pero no pudo encenderla. 

 “Nosotros sólo encontramos los rastros de que quemaron algo porque está flameada la pared, no sabemos qué quemaron sólo ninguna cama tiene ya las sábanas, las colchas, el colchón de mi padre está cortado. No es sospechoso, para mi es cómplice porque él se brincó, él abrió y al final de cuentas nunca lo pudieron vincular al proceso", reiteró el hermano. Los hechos ocurrieron el domingo, pero el apoyo llegó hasta unas horas después de que la familia Martínez hizo una marcha para presionar a las autoridades del municipio de Tecámac.

 Anuncios
Mas de 10 vehículos de distintas corporaciones policiales de al menos cuatro municipios, llegaron a la colonia San Pablo Tecoalco a buscar a Roberto y a Emily. Con perros entrenados y un escuadrón de bomberos y Protección Civil iniciaron una búsqueda en por lo menos un kilómetro a la redonda, cualquier espacio era una oportunidad para encontrarlos. 

 Los vecinos también colaboraron recorriendo el perímetro buscando tierra removida, prendas o cualquier indicio que los llevara a encontrar a Emily a su padre. Revisaron basureros y sembradíos. “No tengo a quién acusar porque no tengo el cuerpo, por más pruebas que aquí tengo en la casa a Freddy no lo pueden culpar hasta que aparezca el cuerpo”. 

 Los familiares de estas dos personas ya perdieron la esperanza de encontrarlos con vida. Están buscando sus cuerpos, porque creen que así podrán detener a los culpables.

Con información de www.excelsior.com.mx

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario