Cuando un toro mata a un torero, se mata a la madre y hermanos del toro.

Foto de Internet

La tradición taurina obliga a que el ganadero responsable del toro que ha acabado con la vida de un matador debe sacrificar a la madre del animal y a toda su familia. 

 Recientemente, el torero español Iván Fandiño murió a costa de una cornada en el pulmón que le propinó el toro que lidiaba. "Daos prisa que me estoy muriendo" fue lo último que dijo Fandiño antes de caer en paro.




Anuncios 

  Y nos preguntamos... ¿qué culpa tienen las madres de los toros de los actos infligidos por sus hijos? "Toda", dirían los taurinos. 

La explicación es muy simple: cuando un toro mata a un torero el ganadero está obligado a sacrificar a la madre del animal y a toda su descendencia porque mientras que las características físicas de un toro se heredan del padre, la personalidad se hereda directamente de la madre.

 Anuncios
Dicho con otras palabras, el toro de una enorme complexión física es gracias a su padre, pero la bravura que acabó trágicamente con la muerte del torero fue culpa de la madre que lo parió.

Con información de RT

 Anuncios

ES SUMAMENTE IMPORTANTE NOS SIGAS EN FACEBOOK, PARA QUE RECIBAS LAS NOTICIAS MAS IMPORTANTES AL MOMENTO , GRACIAS POR TU APOYO
Comparte en Google Plus

About

1 comentarios:

  1. Lo que ignoran los toreros es que ellos renacen en los toros de lidia después de su muerte para que entiendan que debe respetar la vida del animal. Analicen a los toros de lidia y comprueben que son muy inteligentes porque vivieron como toreros matando al pobre animal en el ruedo, para dar gusto a otros ignorantes.

    ResponderEliminar