Facebook

Abuela y hermana defienden a “El Tatos”; nunca fue educado con malas mañas, dicen.

Dale me gusta si apoyas a Brozo y Carmen Aristegui, tu apoyo es muy valioso.



Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui



Mariana González, hermana de Luis Alberto González Nieto “El Tatos”, dijo que él no es ningún extorsionador. “

Supuestamente hubo extorsión, ¿en qué momento se dan cuenta que es extorsión?, cuando en realidad El Tatos está cobrando un dinero que se gastaron”, señaló en entrevista con Radio Fórmula. 

 “Todos juzgan a mi hermano, cuando como interno pueden llegar, pueden deber dinero y la familia no se da cuenta de que pueden deber dinero. 

Están pasando pura mentira”. A pesar de los videos exhibidos recientemente, la hermana de “El Tatos” aseveró que siempre lo defenderá porque “es mi hermano, es mi familia”.




Anuncios 

  Además, reclamó que las autoridades no han atendido el caso de su hermano, quien, aunque ha pisado ya 13 cárceles durante 10 años, no tienen ninguna sentencia.

 “Él todavía no está sentenciado, lleva 10 años de proceso, y nadie de las autoridades ni derechos humanos, nadie ve su caso, ahorita se enfocan en él nada más cuando les conviene”.

 González Nieto ha estado en 12 cárceles diferentes por un periodo de diez años, pero no tienen ninguna sentencia. Ya estuvo en los penales de Neza Bordo, Neza Norte, Texcoco, Neza Sur, El Oro, Chalco, Otumba, Zumpango, Ixtlahuaca, Almoloyita, Sultepec y ahora, en el de Ecatepec. 

Ahora, se encuentra en el penal de Gómez Palacio, Durango, a donde llegó este martes luego de que desatara una riña en el penal de Chiconautla, en la que resultaron heridos un custodio y dos prisioneros.

 Para Mariana González, las autoridades violaron los derechos de su hermano pues confirmó que él tenía un amparo para no ser trasladado: “me dijo que llegaron por él, que le pegaron”. Por otra parte, Juana Flores, abuela de Luis Alberto, relató que se niño era muy arrebatado y de mal carácter, pero negó que haya tenido alguna maña, pues ella no lo educó así.

 Anuncios
El primero apodo de Luis Alberto fue “Ñoño” porque estaba gordito, dijo su abuela, quien, además, contó que su nieto estudió hasta sexto de primaria y que se dedicó a vender en un tianguis todos los sábados. 

 “Trabajó en lo que podía, se iba por Pachuca a vender en un puesto”. 

 Además, mencionó que la madre de “El Tatos” lo abandonó y lo dejó a su cuidado, mientras que su padre iba a visitarlo: “su papá trabajaba por Galerías y aquí venía con él”. 

 Agregó que cuando tenía 17 años, “El Tatos” recibió un disparo y “duró meses en el hospital, ya lo dábamos por muerto. Se salvó, pero con ese defecto que tiene, con una bala que le quedó en el estómago”. 

 Luego de ese incidente, el reo necesita ser dializado, por lo que su abuela dijo que las autoridades tienen en sus manos la salud de su nieto.


Con información de guruchuirer.com 

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario