Proponen que la UNAM y el IPN se encarguen del conteo en las elecciones del 2018. ¿Estás de acuerdo?

Dale me gusta si apoyas a Brozo y Carmen Aristegui, tu apoyo es muy valioso.



Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui



En redes sociales, sociedad civil, piden que la UNAM, y el IPN que se encarguen del control y conteo de las elecciones. ¿Estás de acuerdo? 

 Ya son cuatro generaciones de fraude electoral. Para 2018, además de la compra de votos, la manipulación mediática y la modificación directa de resultados electorales, el régimen buscará una guerra psicológica del miedo, sin haber ninguna acción por parte del INE.

 De esta manera, usuarios piden que el INE no sea el encargado en las próximas elecciones en México. 

 ''Necesitamos un organismo institucional, uno no gubernamental y uno ciudadano. 

Es mejor apostarle a una universidad que al INE. Al menos uno de los organismos debe de tener el control digital y contar con un gran porcentaje de evidencia fotográfica de las boletas para que sea válido.

 Los conteos los tendrían que hacer 50% y 50% entre el organismo institucional y el otro. Conteos simultáneos. Una vez terminado el 50%, pasan a la segunda fase para completar su otro 50%. Finalmente, comparamos resultados'' 




Anuncios 

  Además añade que: ''Se necesita la participación de la ciudadanía en la custodia de las urnas electorales, pero ciudadanos comprometidos con su país, y no despegarse de las urnas, por que con eso que se entregan para que sean custodiadas por el ejército, ahí está el momento de alterar las votaciones, el voto debería ser abierto, en el instante que se cierre la votación cuenten los votos, hacerlo público, cuantos fueron en esa casilla y así en todo el país, FUERA el INE, no es confiable''. 

 ¿Todo esto con qué fin? 

 Esta propuesta es con el fin de evitar un fraude electoral más, pues, hemos vivido cuatro generaciones de fraude electoral.

 En 1988, “se cayó el sistema”, el conteo de votos se detuvo misteriosamente y de repente apareció como el “ganador” Carlos Salinas de Gortari. 

Después, el PRI y el PAN pactaron quemar las boletas electorales para que no quedara evidencia alguna del atraco.

 Anuncios
En 2006, el Instituto Federal Electoral también permitió un enorme fraude. Luis Carlos Ugalde limitó el recuento de votos al máximo y se negó rotundamente a permitir una revisión ciudadana de las boletas electorales para ratificar los resultados oficiales. Finalmente aquellas boletas también fueron destruidos en total opacidad.

 En 2012, también se defraudó la voluntad popular. Se desplegó el operativo de compra y coacción del voto más grande en la historia de México. Millones de pesos en dinero irregular fluyeron tanto a las televisoras como a las encuestadoras para crear una realidad falsa e imponer a Enrique Peña Nieto. 

Para 2018, en adición a las viejas estrategias de la compra del voto, la modificación directa de los resultados electorales y la manipulación mediática, también intentarán asustar a la población por medio de una estrategia psicológica de miedo que buscará ahuyentar a los votantes de las urnas.


Con información de .lanetavirtual.mx

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario