Facebook

Padres de familia no esperaron al gobierno, ellos levantaron con madera la escuela de sus hijos.

Dale me gusta si apoyas a Brozo y Carmen Aristegui, tu apoyo es muy valioso.



Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui



Luego de que el sismo del 19 de septiembre acabara con las tres escuelas de una comunidad en el Estado de México, los pobladores ni siquiera esperaron al gobierno y empezaron la construcción de unas aulas provisionales para que sigan las clases. 




Anuncios 

  Padres de familia, maestros y alumnos del jardín de niños, la primaria y la telesecundaria de la comunidad indígena de Santa Lucía, en Ocuilan, Estado de México, decidieron construir una escuela con los recursos naturales que tienen a la mano: los árboles del Bosque de Agua.

 Los habitantes, hicieron unas cabañas improvisas para los niños que tienen que estudiar ahí, mismas que fueron construidas con madera aprobada por instancias gubernamentales.

 Anuncios
Sobre las escuelas, la primaria Miguel Hidalgo, la telesecundaria José María Velasco y el kinder bilingüe, no se sabe si van a reconstruirlas o si hay proyecto para ellos. 

 Apenas dos días después del terremoto los pobladores se reunieron en asamblea y ahí decidieron poner manos a la obra. 

Los leñadores se ofrecieron a conseguir madera para construir las aulas, otros pobladores pusieron a disposición de la comunidad sus camionetas, herramienta y su mano de obra para levantar el plantel en la cancha de futbol de Santa Lucía


Con información de  Bajo Palabra.

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario