“El Bronco” no ha dado resultados en Nuevo León pero quiere dirigir México ¿Votarais por el?

Dale me gusta si apoyas a Brozo y Carmen Aristegui, tu apoyo es muy valioso.



Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui



En busca de la presidencia también espera deslindarse de su pasado político. Jaime Rodríguez militó durante 33 años en el PRI, y ahora, a tres años de salirse, asegura ser totalmente independiente de dicha institución.

 Hace apenas tres años Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, formaba parte de las filas del PRI, partido del cual renunció el 14 de septiembre de 2014, para buscar la gubernatura de Nuevo León como candidato “independiente”.

 A un año de esto ganó las elecciones estatales y fue nombrado como el nuevo gobernador del estado. 

Así, su confianza política ha ido avanzando tanto que ahora, en 2017, a tan sólo dos años de ser electo, ya quiere cambiar de puesto: ahora buscará la presidencia de la República.

 Pese a que aún le faltan cuatro años más para terminar su mandato, “El Bronco” se siente listo para dirigir a todo un país, pese a que en su propio estado no ha cumplido con las promesas que hizo durante su campaña en busca de la gubernatura. 

 Luego de pertenecer 33 años al Partido Revolucionario Institucional (PRI), a tres años de renunciar a su militancia aseguró: “Me exorcisé, me guacarié y me saqué al PRI totalmente de mis venas y de mi corazón”. 

 Bajo el cobijo de dicho partido desempeñó los cargos de secretario estatal de la Confederación Nacional Campesina en 1991, diputado federal en 1992, diputado local en 1997, candidato por la alcaldía de Guadalupe, Nuevo León en 2000, y por último, alcalde de García Nuevo León.




Anuncios 


Su roce con el priismo aún sigue latente 

 En agosto de 2015, el mismo año en que asumió la gubernatura, se reunió con el expresidente priista Carlos Salinas de Gortari, aunque aseguró que sólo fue durante “cinco minutos”. 

 “Hoy en la columna makiavelo del periódico El Norte salió un comentario respecto a que me reuní en privado con el expresidente Carlos Salinas en la Ciudad de México, les aclaro que yo estuve junto con don Fernando Elizondo en una reunión con don Juan González, presidente del grupo GRUMA y BANORTE en su oficina”, aseguró el mandatario en su cuenta de Facebook. “Esta reunión se hizo a petición de él para ver la deuda del gobierno del estado con su banco, ahí saludamos a el expresidente que estaba ahí en otra reunión)”, se justificó.

 Ahora quiere ser presidente Apenas han pasado dos años de que asumió la gubernatura y “El Bronco” no ha podido cumplir con la principal promesa de su campaña: acabar con la inseguridad pública.

 De acuerdo con las estadísticas dada a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Nuevo León cerraron el año pasado, 2016, con 644 asesinatos, es decir, 42.7 por ciento más que los registrados en 2015 y un 31.4 por ciento más que los de 2014. Con esto, queda claro que en lugar de combatir la inseguridad, en su administración han aumentado año con año este tipo de delitos. 

 Representantes estatales de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el Consejo Cívico, entre otros, consideraron como alarmante la situación que se vive en el estado.

 “Es de mayor preocupación que la percepción ciudadana no coincide con la percepción de los gobernantes, quienes en los últimos días han indicado que Nuevo León no tiene problemas de inseguridad.

 La realidad es la que percibimos los ciudadanos, somos los ciudadanos quienes sufrimos los delitos, no los gobernantes”, criticaron según una declaración recogida por Vanguardia.

 Anuncios
Mueren 52 presos en su administración

 Han sido varios los tropiezos dentro de su gobierno, aunque dentro de todos sobresalen dos temas: la discriminación presente en sus discursos políticos y la carencia de condiciones de seguridad para los reos del penal Topo Chico.

 En febrero del año pasado, 52 reos fallecieron debido a que no existía protección a las garantías de los internos del penal, lo cual fue señalado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). 

 “El fallecimiento de 52 personas en Topo Chico a consecuencia de la inseguridad imperante, pone de manifiesto el incumplimiento a la obligación del Estado de asegurar y garantizar los derechos humanos de todas las personas”, aseguró la comisión en dicha ocasión. 

 Esto lo señalaron luego de que se registrara una pelea al interior del penal que pese a tener una población de 3 mil 610 reos, sólo había 310 agentes que los vigilaran.

 Y tan sólo cinco meses después, la misma comisión intervino en su gobierno luego de que el mandatario estatal señalara públicamente que “a una niña gorda no la quiere nadie”, durante un evento en el que se buscaba combatir el embarazo entre las adolescentes. 

 “Con respeto total a la libertad de expresión de todas las personas, este organismo nacional no comparte la idea de etiquetar a ningún individuo, menos aún cuando se trata de menores de edad, quienes conforman un grupo en situación de vulnerabilidad y en cuyo caso debe imperar el interés superior de la niñez”, agregó la CNDH. 

 Con 33 años de pasado priista y una serie de errores dentro de sus apenas primeros dos años de gobierno, Rodríguez Calderón quiere gobernar todo un país y por ello se encuentra reuniendo las firmas necesarias, más de 800 mil, para quedar como uno de los candidatos que buscará ganar la presidencia de la República en 2018 de manera “independiente”.


Con información de mientrastantoenmexico.mx

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

2 comentarios:

  1. vejete cara de rata, que ni sueñe con gobernar al pais no ha hecho nada por n.l. es un corrupto que ha robado toda su vida cero de votos para este parasito no tiene ideales firmes ni convicciones con el pueblo traidor.

    ResponderEliminar