Angélica Rivera no ha cumplido su promesa de vender la casa blanca

Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui

 
Como siempre solo nos quieren dar atole con el dedo, yo no creo que esta señora venda dicha casa ni mucho menos, darán largas y largas y largas y no la venderán o dirán que esta vendida cuando la realidad sera otra.

 Angélica Rivera esposa del actual presidente y primera dama, no ha vendido los derechos de la llamada “casa blanca” propiedad ubicada en Sierra Gorda número 150 de la colonia Lomas de Chapultepec, como se comprometió el pasado 18 de noviembre mediante un video publicado en YouTube en respuesta al escándalo derivado de la adquisición de ese inmueble registrado a nombre de Juan Armando Hinojosa, dueño de Grupo Higa y empresario que ha obtenido múltiples contratos en el gobierno de Enrique Peña Nieto. La National Public Radio (NPR) de Estados Unidos obtuvo acceso a los documentos públicos del inmueble de Rivera Hurtado.

 De acuerdo con estos, la casa no se ha vendido. La periodista Carrie Kahn consultó a Antonio Hanna Grayeb, de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios, quien comentó que las transferencias de propiedad en México pueden llegar a tardar hasta uno o dos meses en aparecer en los registros públicos. 

 No obstante, Paulo Carreño, coordinador de Marca País y Medios Internacionales de la Presidencia de México, dijo a la NPR “que es del conocimiento del Presidente que Rivera no venderá [la casa] hasta que la investigación sobre las acusaciones de conflicto de interés, en la que está envuelta la pareja presidencial, termine”. Cuando se le pidió hablar con un representante de la Primera Dama, Carreño dijo que no creía que ella tuviera uno.



Anuncios 

  “No cumplir con su promesa es sólo la última pifia que Rivera enfrenta. Sus hábitos de consumo, incluyendo las fotografías de sus viajes a Beverly Hills, California, y Europa; su compra de un condominio de lujo en Miami y sus problemas maritales que se rumora tiene con el Presidente, dominan a los medios sociales”, dice NPR. 

 Bajo el título “Las denuncias de corrupción persiguen a la Primera Dama de México Angélica Rivera”, la National Public Radio recuerda que hace ochos meses Angélica Rivera “conocida por su afición a la ropa de diseño y las vacaciones en Europa, hizo una promesa pública de vender una mansión de varios millones de dólares comprada en circunstancias controvertidas”.

 Recuerda que la casa fue comprada, debajo de las tasas del mercado, a un contratista “con conexiones lucrativas con su marido”. 

 Ese contratista es Juan Armando Hinojosa, de quien The New York Times, elaboró la semana pasada un artículo sobre su relación con el Presidente Enrique Peña Nieto. 

 “El escándalo ha sido uno de los más grandes de la administración del Presidente. 

Y meses después, cuando permanecen muchas preguntas respecto a la compra cuestionable, la Primera Dama no ha vendido su casa”, dice la publicación. 

 En cualquier otro pais un escándalo de esta magnitud le hubiera costado el puesto al presidente de la republica, pero México es el país donde no pasa nada ni pasara, porque la gente deja pasar por alto todo y simplemente se conforma con decir así son todos los políticos.

 Anuncios
“No cumplir con su promesa es sólo la última pifia que Rivera enfrenta. Sus hábitos de consumo, incluyendo las fotografías de sus viajes a Beverly Hills, California, y Europa; su compra de un condominio de lujo en Miami y sus problemas maritales que se rumora tiene con el Presidente, dominan a los medios sociales”, dice NPR.

 Bajo el título “Las denuncias de corrupción persiguen a la Primera Dama de México Angélica Rivera”, la National Public Radio recuerda que hace ochos meses Angélica Rivera “conocida por su afición a la ropa de diseño y las vacaciones en Europa, hizo una promesa pública de vender una mansión de varios millones de dólares comprada en circunstancias controvertidas”.

 Recuerda que la casa fue comprada, debajo de las tasas del mercado, a un contratista “con conexiones lucrativas con su marido”. Ese contratista es Juan Armando Hinojosa, de quien The New York Times, elaboró la semana pasada un artículo sobre su relación con el Presidente Enrique Peña Nieto.

 “El escándalo ha sido uno de los más grandes de la administración del Presidente. Y meses después, cuando permanecen muchas preguntas respecto a la compra cuestionable, la Primera Dama no ha vendido su casa”, dice la publicación. 

 En cualquier otro pais un escándalo de esta magnitud le hubiera costado el puesto al presidente de la republica, pero México es el país donde no pasa nada ni pasara, porque la gente deja pasar por alto todo y simplemente se conforma con decir así son todos los políticos.

Con información de niunvotoalprimx.blogspot.mx

Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario