Facebook

Reforma Energética da sus primeros frutos a favor de Salinas de Gortari

Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
 
El pozo Zama-1, perforado a 60 kilómetros de la costa de Dos Bocas, Tabasco, por el consorcio conformado por las petroleras Talos Energy, Sierra Oil and Gas y Premier Oil, es el primer descubrimiento derivado de la Reforma Energética. 

 El hallazgo del yacimiento de petróleo en el Golfo de México, se ubica en el octavo lugar entre los descubrimientos históricamente registrados en el país, lo que lo convierte en el mayor descubrimiento en aguas del Golfo de México desde el año 2000 y el quinto más grande en el mundo en los últimos cinco años.

 Sierra Oil and Gas ha sido una de las más favorecidas por las diferentes rondas y contratos de la Reforma Energética, fue creada en 2014 “es la primera empresa mexicana independiente de petróleo y gas”, según la descripción de su página de internet, con capital de la empresa Infraestructura Institucional, fundada ésta a su vez por Jerónimo Gerard, cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari y del actual director de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González.

 El consorcio petrolero estima que entre mil 400 y dos mil millones de barriles de petróleo crudo podría contener el pozo, de ser así, el pozo Zama-1 podría llegar a ser lo que alguna vez fue el yacimiento Cantarell.



Anuncios 
  Cantarell fue descubierto por accidente en 1971 frente a la costa de Campeche por un pescador y comenzó su producción ocho años después, llegando a producir hasta 2.2 millones de barriles al año, ahora solo son 200 mil barriles anualmente. 

 Hoy la producción del país es similar a la que tenía México antes de encontrar el que fuera calificado como un mega campo, Cantarell; por lo que este hallazgo podría significar un crecimiento económico para México. Alrededor de 50 millones de dólares se ha invertido en el proyecto desde que el consorcio, conformado por la empresa estadounidense

 Talos Energy, la mexicana Sierra Oil and Gas y la británica Premier Oil, ganó el bloque. Infraestructura fue luego adquirida por la mega firma financiera BlackRock, que se ha convertido en una de las principales socias de Pemex y de donde salió el actual director de PMI, Isaac Volin Bolok Portnov.

 Anuncios
En BlackRock, a su vez, funge como director de inversiones en Mercados Emergentes Gerardo Rodríguez Regordosa, que durante 14 años trabajó en la Secretaría de Hacienda y de la que, de 2011 a 2012, fue Subsecretario y, como tal, integrante del consejo de administración de Pemex. 

 La empresa Talos Energy LLC, ha sido vigilada en Estados Unidos por el Buró de Seguridad y Cumplimiento Ambiental (BSEE) luego de un derrame que ocurrió en aguas poco profundas de Louisiana en 2013. El accidente ocurrió en julio de 2013 cuando 252 galones de una forma líquida de gas natural en bruto fueron derramados en el Golfo de México.

 La guardia costera de EU señaló que el vertido se dio en una propiedad de la empresa Recursos de Tecnología Energética, que Talos compro un año antes. 

 Sobre ello, en septiembre pasado, DeSmogBlog, uno de los sitios de información especializada más importantes del mundo, publicó que Talos Energy, en asociación con las otras dos empresas, habría ganado la licitación de un bloque de aguas poco profundas de México y destacó el papel central que tuvo el gobierno de EU en la Reforma Energética al servir como mediador para que las compañías de gas y petróleo norteamericanas se beneficiaran de los cambios a la Ley mexicana.

 La petrolera británica Premier Oil, quien tiene una participación del 25 por ciento en el bloque, salió beneficiada con el descubrimiento pues sus acciones repuntaron este miércoles un 38 por ciento y atribuyó que el hallazgo fue gracias a su cartera de activos. 

 Talos Energy, tiene una participación del 35 por ciento en la empresa, mientras que Sierra Oil cuenta con un 40 por ciento. El bloque operado por el consorcio fue el más solicitado de los 13 ofrecidos en la primera subasta de México en julio de 2015.

 El grupo superó por muy poco una oferta de la noruega Statoil. Para ganar, el consorcio formado por Talos, Sierra y Premier, ofreció al gobierno mexicano un 69 por ciento de la utilidad operativa de cada barril producido, por lo que el consorcio conservará el 31 por ciento restante de la misma, ya descontados los costos.

Con información de mxpolitico.com

 Anuncios


f
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario