Policía Federal adoptó a un niño indígena exiliado, quien tiene el mejor promedio de su escuela.


Foto de Internet
 
 Una historia que vale la pena compartir, esta es la historia de Benito, un niño indígena que desgraciadamente fue exiliado por su comunidad gracias a las creencias religiosas de su familia, por lo que él y su familia tuvieron que irse.

 Fue así como llegaron a la carretera de Agua Nueva, en Saltillo, Coahuila, donde Benito se acercó a los policias federales que supervisaban la zona para pedirles unas cuantas monedas para comprar comida. Afortunadamente los policías lo ayudaron más de una vez, pero Benito no tardó en darse cuenta que no todo es regalado y poco después empezó a lavarles las patrullas a los policías como agradecimiento.

Anuncios.
Los policías no tardaron mucho tiempo en acogerlo como un miembro de su “equipo”, pero con algunas reglas, la primera y más sencilla era que debía acabar sus tareas para poder estar con ellos, lo cual Benito seguió al pie de la letra, tanto, que tenía el mejor promedio de su escuela y en recompensa por su enorme esfuerzo y dedicación los policías le regalaron unos tenis. 

 Aun cuando los policías lo seguían ayudando con “algunas monedas” no se les hizo suficiente, por lo que en varias ocasiones se lo llevaban a comer y entre todos hacían la “vaca” para pagar la comida de Benito.

Anuncios.
Esperemos que la relación entre ellos siga en pie mucho tiempo más y no por que Benito siga obteniendo ayuda, si no para que sirva de ejemplo que entre todos podemos hacer más agradable la vida de una persona. 

 Por ultimo, quisiéramos agradecer a los policías que hacen esta hermosa acción por otra sin esperar nada a cambio, sin duda son un ejemplo no de policías, si no de ser humano.

Anuncios.

Comparte en Google Plus

About

1 comentarios:

  1. Bueno esto nos alegra un poco el ánimo al saber que aún hay elementos policiales, que tienen el humanismo de ayudar a este pequeño y apoyarlo
    para que siga sus estudios.

    Si los humanos en general hicieran esto, de apoyar no con mucho a todo
    aquel que lo necesite, nuestro país sería otro.

    Pero sabemos que no es posible, generalmente la falta de humanismo en ver para otro lado hace que los humanos pierdan la oportunidad de sobrevivir o salir del atolladero en que nos tienen los actuales gobernantes y en general
    toda la clase política.

    ResponderEliminar