Si el agua no caduca, ¿por qué las botellas de agua tienen fecha de caducidad?


Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
DEBEMOS ELIMINAR LAS PENSIONES MILLONARIAS A LOS EXPRESIDENTES DE MÉXICO, APOYANOS CON "UN ME GUSTA"



El agua puede pasar embotellada por años, pero su sabor cambia La fecha ha sido impresa por un ordenamiento legal establecido en New Jersey. 

 ¿Te has preguntado por qué las botellas que contienen agua tienen fecha de caducidad si este líquido no se echa a perder?. 

 El agua no caduca, pero sí se convierte en un hogar para millones de microorganismos poco recomendables para la salud. 

Por ejemplo, si dejamos un vaso de agua expuesto durante toda la noche al día siguiente el sabor del líquido cambia un poco. 

 Esto se debe a que durante un largo tiempo, el agua fue recogiendo polvo y microorganismos del aire y su acidez incrementó. No obstante, aún es seguro beberla. 

Sin embargo, conforme pasa el tiempo y el agua sigue expuesta al aire ésta se va contaminando más y más, y deja de ser apta para el consumo humano.




Anuncios 

  Al estar el agua en un recipiente cerrado, alejada de los microorganismos o suciedad, puede mantenerse potable durante años siempre y cuando la botella no se haya abierto nunca. 

Además de que se mantenga en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar y de olores intensos. 

 El agua que puede pasar embotellada por años y sigue siendo potable, ,sin embargo puede ser que el material con el que están hechas las botellas cambie el sabor del líquido conforme van pasando los años. 

Las botellas están hechas de tereftalato de polietileno (el material popularmente conocido como PET), el cual es ligeramente poroso a nivel microscópico que podría dejar sabores con el tiempo.

 Anuncios
La razón por la que las botellas de agua llevan impresa una fecha de caducidad se debe a una ley que fue promulgada en Nueva Jersey en 1987, la cual estableció que todos los productos destinados al consumo humano deben llevar claramente visible una etiqueta con una fecha de caducidad que no podía superar los dos años. 

 De este modo queda aclarado que el agua no caduca, pero las empresas están obligadas a colocar la leyenda de caducidad de dos años, tal y como lo establece la ley. Actualmente algunas empresas embotelladoras utilizan las mismas máquinas con las que imprimen las botellas de otros productos como refrescos o jugos. 

Así que utilizan las mismas fechas de caducidad en todos los productos, aunque en el agua sea un dato completamente inútil.

Con información de es.gizmodo.com

 Anuncios


Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario