Facebook

"Mi compañero no me dió un "arrimón", es un invento de las redes sociales" Diputada priista


Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
DEBEMOS ELIMINAR LAS PENSIONES MILLONARIAS A LOS EXPRESIDENTES DE MÉXICO, APOYANOS CON "UN ME GUSTA"
 
Ciudad de México.- Dicen los diputados del Revolucionario Institucional que los dejen ser tan guarros y corrientes como quieran, que al cabo entre ellos se aguantan y se defienden. 

Da vergüenza esta situación. ¿Se acuerdan del caso del legislador priista que le dio un ‘arrimón de cuates’ a su compañera?.

 Pues ahora resulta que la señorita no solamente niega que este hecho haya sucedido, sino que además defiende a su compañero de trabajo y, de pasada, nos dice a todos malpensados y chismosos. 

 Resulta que a las mujeres del Partido Revolucionario Institucional, como María Eugenia Medina Miyazaki, les gustan las técnicas de acoso y de cachondeo que tienen lugar en el congreso local. 

Hace unos pocos días fue captada en video recibiendo el ‘braguetazo’ de su compañero de bancada Carlos Francisco Montenegro Verdugo y hoy defiende al sujeto asegurando que no hubo agresión ni falta de respeto.



Anuncios 

  Mediante un video que subieron a redes sociales, Montenegro y Medina ‘aclaran’ que lo ocurrido fue una malinterpretación. 

 “Por parte de un servidor, no existe, ni existirá jamás una falta de respeto para mis compañeras diputadas y mis compañeros diputados”, se defiende Montenegro en el video. Y sigue:

 “De antemano, María Eugenia, si existió alguna malinterpretación te pido de manera muy honesta y muy sincera me disculpes”. Montenegro Verdugo miente descaradamente pues en el clip que circula en redes sociales, se ve bien claro cómo pasa muy cerca y por detrás de Medina Miyasaki, tocando sus glúteos con la entrepierna. 

Ella en respuesta -casi por instinto- le tira un manotazo y luego se lleva las manos a la cara como no dando crédito a lo que pasó.

 Anuncios
Tampoco nosotros podemos creer a la respuesta condescendiente que dio la chica, pese a haber sido víctima de una inmoralidad: “No, Carlos, no hay nada que disculpar. 

A final de cuentas este es un claro ejemplo de que no todo lo que circula en redes sociales tiene que ser precisamente cierto”. 

 Posiblemente desde el CEN del PRI Nacional los diputados recibieron órdenes de manejar esta situación como ‘un malentendido’; el partido del presidente no podría manejar más barro en su reputación. No le conviene y no se quieren enfrascar en esa situación. 

 Sin embargo lo que sí es un insulto es que estos legisladores cuestionen la inteligencia de los ciudadanos con tales declaraciones, sobre todo cuando el video es bastante claro. 

Lo que hubo fue un acoso sexual y deberían comenzar por aceptar sus culpas.

Con información de denunciasmx.com

 Anuncios

Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario