Facebook

Josefina Vázquez Mota financia su campaña con lavado de dinero: hasta 250 millones de pesos vienen del cartel de Sinaloa


Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
DEBEMOS ELIMINAR LAS PENSIONES MILLONARIAS A LOS EXPRESIDENTES DE MÉXICO, APOYANOS CON "UN ME GUSTA"
 
Josefina Vázquez Mota y su operador de campaña involucrado en lavado de dinero del cártel de Sinaloa y una operación policiaca con el gobierno estadounidense. 

 La candidata del Partido Acción Nacional, Josefina Vázquez Mota, quien se encarga de realizar ataques a sus contendientes por la gubernatura del EdoMex, está en el ojo del huracán, al ser vinculada con Luis Ignacio Muñoz Orozco, ex funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) en México, durante el sexenio de Felipe Calderón, y quien participó en la campaña electoral de Vázquez Mota cuando compitió por la Presidencia de la República en el 2012. 

 ¿Quien es Ignacio Muñoz Orozco? 

Luis Ignacio Muñoz Orozco fungió como presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Culiacán y como dueño de la tienda de ropa Maria Ferre, que supuestamente ocupó como fachada para una operación de lavado de dinero en colaboración con el cártel de Sinaloa. El 10 de septiembre de 2014, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a Muñ

oz Orozco de lavar dinero del Cártel de Sinaloa y mediante un operativo denominado “Fashion Police” encaminado a desmontar una red de empresas de ropa dedicada a esa actividad ilícita en el distrito de la moda del centro de Los Angeles.

 En el operativo, coordinado por la DEA, los agentes federales detuvieron a nueve personas y confiscaron 65 millones de dólares, mientras una Corte de Distrito presentó cargos por lavado de dinero y evasión fiscal contra Muñoz Orozco, su contador Armando Arturo Chávez Gamboa y su empleada Daysi Estrada Corrales. 

 Según la acusación, que se basa en una investigación iniciada en octubre de 2012, el propietario de María Ferré blanqueaba activos para el Cártel de Sinaloa en su cadena de tiendas.

 El negocio consistía en que los operadores de esa organización criminal entregaban grandes cantidades de dinero de la venta de droga en Estados Unidos a mayoristas del distrito de la moda en Los Ángeles y éstos, a su vez, trasladaban esos activos a México mediante exportaciones de ropa a la empresa de Muñoz Orozco, quien colocaba la mercancía en sus tiendas y entregaba dinero en pesos a los intermediarios del Cártel de Sinaloa.



Anuncios 

  Nexos de Orozco con el gobierno ecuatoriano 

 Muñoz Orozco logró algo que parecía imposible en Ecuador: Unificó a la polarizada clase política. No lo hizo por sus habilidades como consultor sino por el rechazo generado por sus vínculos con el Cártel de Sinaloa y su relación con el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, al que conoció en 2009 y con quien se ha reunido frecuentemente durante 6 meses. 

 Muñoz Orozco llegó como consultor externo para el funcionario ecuatoriano, con el afán de asesorar en la implementación de programas sociales en educador, similares a los realizados en México. 

 Aunque las reuniones con Orozco fueron antes de que fuera acusado por lavado de dinero, Mauricio Rodas fue exigido para comparecer ante el Concejo Metropolitano de Quito para explicar el carácter de su relación con el ex funcionario mexicano. 

 “Estamos ante un caso que enciende las alertas respecto a lo que podría ser un interés del narcotráfico mexicano de colarse en la política ecuatoriana”, dice a Proceso el concejal del gubernamental partido Alianza País (AP), Carlos Páez, uno de los convocantes de la comparecencia de Rodas. 

La noticia llegó a Ecuador a través del diario gubernamental El Telégrafo, que reprodujo la información del semanario sinaloense Río Doce sobre los vínculos entre Muñoz Orozco y el alcalde de Quito, así como una fotografía –tomada de Facebook– del exfuncionario calderonista en la cual ambos aparecen junto con María Fernanda Pacheco, esposa del edil, y otra mujer durante la inauguración de un Guagua Centro. 

 El pasado 11 de septiembre del 2014, un día después del operativo Fashion Police en Los Ángeles, Muñoz Orozco salió de Ecuador, a donde había llegado cuatro días antes. Relación con Josefina Vázquez Mota En mayo de 2012, se desató un escándalo entre el entonces Gobernador de Sonora Guillermo Padrés, y Luis Ignacio Muñoz Orozco, quien a nombre del entonces titular de SEDESOL Heriberto Félix Guerra, le ofrecía bajar 500 millones de pesos en programas para su Gobierno, a condición de que canalizara 250 millones a la campaña de Josefina. 

 Luis Ignacio Muñoz se convirtió, en el encargado del pase de charola de Josefina Vázquez Mota cuando esta fue candidata presidencial del PAN. Al terminar la elección, Luis Ignacio Muñoz Orozco con un despacho de consultoría en políticas públicas mediante el cual brinda asesorías a gobiernos locales, llega junto a su equipo de técnicos que trabajaron en la SEDESOL a brindar apoyo al alcalde de la capital de Ecuador sobre proyectos de políticas públicas.

 Para después ser acusado por lavado de dinero. Durante la comparecencia del alcalde ecuatoriano Rodas sobre su relación con Orozco Ramírez, salió a la luz los nexos que tenia el Partido Acción Nacional con el dueño de la tienda de ropa “María Ferrer”. “Él (Muñoz Orozco) era un alto funcionario del gobierno del presidente 

Calderón y posteriormente él también fue un estrecho colaborador de Josefina Vázquez Mota (cuando esta fue candidata presidencial del PAN en 2011 y 2012)”, dijo el alcalde en su comparecencia el pasado 23 de octubre del 2014, al exponer los antecedentes que, desde su punto de vista, avalaban al presunto blanqueador de activos del Cártel de Sinaloa.

 Señaló que el exfuncionario y empresario tenía un despacho de consultoría en políticas públicas mediante el cual brinda asesorías a gobiernos locales. 

 “Es por eso que lo recibimos, junto a su equipo de técnicos que trabajaron en la Sedesol, para escuchar sus planteamientos sobre proyectos de políticas públicas”, indicó Rodas. Fueron varios, agregó, los encuentros que sostuvo el mexicano con él y otros funcionarios del municipio de Quito. 

Las autoridades ecuatorianas tienen registradas siete entradas de Muñoz Orozco al país entre abril y septiembre del 2014, con sus respectivas salidas. “Esto requiere una investigación especializada de los organismos de justicia del país”, afirmaron autoridades ecuatorianas. Rodas defendió sus reuniones con el mexicano: 

 “Una persona con una reconocida trayectoria y experiencia en materia de políticas públicas. Cuando nos reuníamos con él, nos reuníamos con el consultor y ex alto funcionario que había implementado el programa de estancias infantiles (de la Sedesol en México), que fue uno de los más exitosos durante el gobierno del presidente Calderón, y fue tratado por nosotros con cordialidad. 

Por supuesto, sin tener idea de las vinculaciones que tendría con actos ilícitos. Era imposible sospechar semejante cosa”. Operativo “Fashion Police” Fue un operativo de la agencia de seguridad en los Estados Unidos con el fin de desarticular una red de lavado de dinero del cártel de Sinaloa, en donde resultó como principal inculpado, el propietario de las tiendas María Ferré (Luis Ignacio Muñoz Orozco), en el operativo fueron detenidas nueve personas e incautados 65 millones de dólares en efectivo y mercancía.

 Anuncios
Todo comenzó cuando un distribuidor estadunidense del cártel de Sinaloa perdió 100 kilos de cocaína, para obligarlo a pagar fue secuestrado y llevado a un rancho en las afueras de Culiacán, mientras le pedían de rescate 140 mil dólares. P

osteriormente los 140 mil dólares por pago de la droga perdida, fueron recibidos en transacciones que implicaban a la tienda de Luis Ignacio Muñoz, desde ese momento la agencia de seguridad estadunidense, comenzó a dar seguimiento a las operaciones de varias cadenas de tiendas, vía los depósitos en efectivo que todas ellas realizaban hacia la empresa María Ferré a través de la compra y venta de ropa, también se detecto que María Ferré intercambiaba etiquetas de ropa con origen en China, por etiquetas de Estados Unidos, lo cual constituye un grave delito fiscal. 

 Así inició la operación que descubrió el lavado de dinero con la moda. Aproximadamente 1.000 funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, incluyendo los de alto impacto, Área División de Campo de la DEA de Los Ángeles Tráfico de Drogas (HIDTA) Grupo Táctico Contra las Drogas en California, se desplegaron en todo el distrito de la moda en el centro de Los Ángeles y ejecutado docenas de búsqueda y órdenes de detención vinculados a las empresas sospechosas de utilizar un esquema de lavado de dinero basado en el comercio conocido como el “Mercado Negro de Cambio del Peso” para aceptar y ocultar ganancias de narcóticos para los carteles internacionales de la droga.

Las autoridades detuvieron hoy nueve acusados e incautaron en lo que se estima en al menos $ 65 millones en efectivo y de las cuentas bancarias de todo el mundo. En un sistema BPME (Broker Pesos Mexican Estock), un corredor de pesos trabaja con un individuo involucrado en actividades ilegales, tales como el narcotrafico, que tiene la moneda en los Estados Unidos para luego llevarlo a un país extranjero, como México, y convertirlo a pesos. 

El corredor de pesos propietarios de negocios se encuentra en el país extranjero que compra productos de los proveedores en los Estados Unidos y que necesitan dólares para pagar por esos bienes. Los arreglos del corredor de pesos por los dólares obtenidos ilegalmente para ser entregados a los vendedores con sede en Estados Unidos, tales como las tiendas en el distrito de la moda, y estos dólares obtenidos ilegalmente se utilizan para pagar los productos adquiridos por los clientes extranjeros. 

Una vez que las mercancías se envían al país extranjero y son vendidos por el propietario del negocio en el extranjero a cambio de pesos, los pesos se dan la vuelta al corredor de pesos, que luego paga el traficante de drogas en la moneda local del país extranjero, completando de esta manera el lavado de los dólares obtenidos ilegalmente. BMPE (también conocido como lavado de dinero basado en el comercio) a menudo es usado por organizaciones de tráfico de drogas con sede en México a recoger el dinero de sus ventas de drogas en los Estados Unidos sin tener que correr el riesgo de contrabando de cantidades masivas de dinero en efectivo a través de la frontera mexicana o de manera electrónica a través de instituciones financieras establecidas.

Con información denoticiastm.com

 Anuncios

Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario