Facebook

“Antes, como policía, ganaba 270 dólares al mes. Ahora, con el combustible, puedo sacar hasta 50.000”


Dale me gusta si apoyas al Dr Mireles, tu apoyo es muy valioso.


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
DEBEMOS ELIMINAR LAS PENSIONES MILLONARIAS A LOS EXPRESIDENTES DE MÉXICO, APOYANOS CON "UN ME GUSTA"
 
Primero fue policía, después halcón o vigilante del crimen organizado hasta convertirse en adicto al dinero que, desde su óptica, todo lo compra.

 Se convirtió en ladrón de combustible o huachicolero y posee toda una industria para desarrollar esta actividad. 

 Se desconoce su identidad, pero se sabe que actúa en la zona centro del país en donde se realiza esta actividad ilícita. "Tiene dos camiones y ocho depósitos portátiles con capacidad para ocho mil litros de combustible".



Anuncios 

  El periodista Pablo Ferri publicó en el diario El País una entrevista con este hombre que relata cómo, de ser policía, se dedica ahora al robo de combustible y a hacer negocio con este delito.

 El hombre y su familia recién regresan de unas vacaciones en Cancún, luego del operativo en Palmarito en donde murieron 11 personas, entre ellas 4 militares. 

 El trabajo titulado "Antes, como policía, ganaba 270 dólares al mes. Ahora, con el combustible, puedo sacar hasta 50.000", se puede leer completo en este enlace:

 Anuncios
Todo empezó en 2014

. El señor, que antes trabajó para dos cuerpos de policía de pueblos del triángulo rojo, dice que renunció. 

 - ¿Usted empezó cuando era policía? -

 Yo empecé después. Pero ya en el medio empiezas a conocer a todo ese tipo de gente. Y cuando estás sin empleo eres vulnerable a querer ganar dinero fácil. Y te involucras.

 Busqué a esas personas, los conocía. Cuando eres servidor público, llegas a tener roce de familiaridad con ellos. En primer lugar les pedí ayuda y empleo. Y te lo dan. T

an fácil como [que me preguntaron], '¿qué tiempo llevas sin trabajo? No, pues llevo como un mes', les dije. Me regalaron cerca de 15.000 pesos. Fue como, 'toma, aliviánate'. 

Me dieron la facilidad de una camioneta. Y me dijeron, '¿sabes qué? Vas a trabajar con nosotros. Vas a halconear y te vas a llevar tu lana.

Con información de internacional.elpais.com

 Anuncios

Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario