Una pareja de ancianos fueron obligados a quitarse los zapatos para no ensuciar las oficinas del alcalde


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
 

Para ingresar a las oficinas del palacio municipal de Bacalar, Quintana Roo, los campesinos Rosa Ranier García y Eddy García fueron obligados a quitarse sus sandalias para no “ensuciar” el piso de las instalaciones donde despacha el alcalde Alexander Zetina. 

Desde la comunidad de Miguel Hidalgo, la pareja –de 68 y 70 años de edad, respectivamente– llegó a la alcaldía a solicitar apoyo para medicamentos, debido a que la mujer padece pie diabético y no tienen recursos para su atención. 



Anuncios


 De acuerdo con el diario Novedades de Q.Roo, los campesinos salieron de su comunidad a las 6 de la mañana y llegaron al Ayuntamiento a las 2 de la tarde, sin probar alimento. 

 A la entrada del palacio municipal, Vanesa Piña Gutiérrez, secretaria particular de Zetina Aguiluz, solicitó a Rosa y Eddy que se quitaran las sandalias porque –dijo– ensuciaban el piso. 

 La pareja obedeció a la funcionaria municipal y dejaron sus zapatos en la puerta, luego ingresaron a la alcaldía, pero nadie les prestó atención y mucho menos les ofrecieron algo de comer. 

 Anuncios
Pasada una hora sin recibir respuesta, los adultos mayores se levantaron, tomaron sus sandalias y regresaron a su comunidad. Unas personas que los conocían les dieron unas monedas para el pasaje y algo de comida. 

 Se informó que la mujer tiene más de 15 días con el dedo hinchado, desde que quiso cortarse una uña enterrada y se lastimó, pero por la diabetes que padece y por la cual perdió el ojo derecho hace varios años, no puede curarse. 

Con información de  Proceso. 

 Anuncios


  Es sumamente importante difundir este material,cuando en campaña Peña Nieto prometía que la Reforma Energética traería grandes beneficios para el país.
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada