En Corea del Sur no hacer nada se volvió un deporte

Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
 No había un solo smartphone a la vista, nada de mensajes ni selfies y nadie tenía prisa por irse a otro lado. Alrededor de 70 personas se reunieron en el parque Ichon Hangang en Seúl, Corea del Sur, para no hacer nada. 

 La multitud estaba participando en el concurso anual de no hacer nada en Corea del Sur para ver quién podía quedarse viendo a la nada por más tiempo sin perder la concentración. WoopsYang, la artista visual que creó el evento en 2014, dijo que estaba diseñado para resaltar cómo la gente somete su cerebro a un trabajo excesivo y las ventajas de tomar un descanso. 

 “En ese entonces sufría de fatiga crónica pero me daba una ansiedad insoportable cuando no hacía nada y no era productiva de una u otra forma”, dijo. Con el tiempo, se dio cuenta de que no estaba sola. “Pensé: Todos nos sentiríamos mejor al no hacer nada si lo hiciéramos en grupo“.

 Anuncios 
 
 La primera edición del concurso se llevó a cabo hace dos años y desde entonces evolucionó hasta convertirse en un espectáculo completo con panel de jueces y una lista de reglas: no celulares, no hablar, no ver el reloj y no quedarse dormido.

 WoopsYang dijo que hubo más de 2 mil personas que se inscribieron para los 70 lugares de este año y tuvo que organizar rondas eliminatorias para seleccionar a los mejores candidatos. 

Durante el evento de 90 minutos, los participantes tienen prohibido hacer otra cosa además de mirar al vacío. Si se quedan dormidos, se ríen o usan tecnología, quedan descalificados. 

 Anuncios 
Se revisa el ritmo cardiaco de los participantes cada 15 minutos para asegurarse de que están tranquilos; la persona con el ritmo cardiaco más estable gana. 

Hay un comentarista en vivo que narra el evento al público. Si los participantes tienen sed o ganas de ir al baño, levantan una de varias tarjetas para pedir permiso. 

 Este año, Shin Hyo-Seob, un rapero local que se hace llamar Crush, se llevó el oro. Quedó entre los finalistas y tuvo el ritmo cardiaco más estable de todos, lo que lo convirtió en el más desconectado. “Estaba decidido a ganar”, dijo. “Hasta practiqué en casa”. 

Fuente: VICE 

 Anuncios 

 
Es sumamente importante difundir este material,cuando en campaña Peña Nieto prometía que la Reforma Energética traería grandes beneficios para el país.
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada