Pemex no se secó, le secaron


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
Corrupción y despilfarro son dos palabras perfectamente aplicables para explicar la manera en que Petróleos Mexicanos (Pemex), dejó de tener los ingresos que tenía y pasó de ser una exportadora de petróleo a una importadora de gasolina. Y aunque para Peña Nieto, los responsables tienen nombres y apellidos: Vicente Fox y Felipe Calderón, en realidad, fueron muchos los personajes que tuvieron injerencia en el desplumamiento de Pemex, utilizando la misma referencia. 

 Así, Pemex no se “secó” de la nada, para hacer un análisis habría que recordar episodios como el Pemexgate, escándalo que se descubrió durante la administración de Fox y que entregó fondos de la empresa, a través del sindicato, para solventar la campaña presidencial del candidato del PRI, Francisco Labastida.

 También están las nóminas infladas, los problemas no atendidos, el sindicato de Romero Deschamps y la corrupción. A ello se suma el abandono de las seis refinerías del país y el hecho de que en 11 años, la empresa pasó de ser la tercera productora de petróleo del mundo a la octava en 2015. 

 Y es que hace un año, la producción era de 1 millón 078 mil 601 barriles diarios y en nociembre la última cifra se ubica en 779 mil 863 barriles diarios. 

Anuncios
 
 Para el sacerdore y activista Alejandro Solalinde, las razones de la crisis en hidrocarburos se debe a que las autoridades y “no cuidaron Pemex, no hicieron nuevas petroquímicas ni refinerías. Dependieron de la venta de crudo en lugar de haber fortalecido la industria nacional”, dijo para Sin Embargo.

 Por si fuera poco, entre el 2000 y 2012, cuando el país obtuvo 7 billones 753 mil 200 millones de pesos por ingresos petroleros, el dinero se esfumó por el despilfarro, la falta de rendición de cuentas y el hecho de que México nunca ha tenido una política energética integral, indica el texto citando a especialistas. 

 “Sencillamente a la gallina de los huevos de oro le apretaron tanto que prácticamente la llevaron a la quiebra. Yo los acuso de asesinos de la gallina. Lo intentaron 30 años para desmantelarla”, opinó el senador perredista Luis Sánchez Jiménez.

 “El Gobierno dilapidó los recursos de Pemex, que eran del patrimonio nacional. Y lo dilapidó en una pésima administración pública. No nada más este Gobierno. Sino desde cuando la expropiación petrolera forma la empresa del Estado”, dijo el Senador del PAN Ernesto Ruffo Appel. “Peña ya tiene cuatro años al frente, y en esos cuatro años sólo hemos visto que llevó a Romero Deschamps al Senado. 

Es decir, no se han hecho cambios drásticos con Pemex, sólo están terminando de desmantelarla en perjuicio de los mexicanos. Grupos políticos se enriquecieron hasta que terminaron de hacer un desastre de Pemex”, dijo el Diputado de Movimiento Ciudadano (MC) Víctor Sánchez Osorio.

 Anuncios
Esta siuación, no cambió ni siquiera con la enarbolada reforma energética, misma que a decir Sánchez, fue una sentencia de muerte para la paraestatal. Para los entrevsitados, la petrolera aún puede ser una empresa que dé a los mexicanos mucho dinero, pero el Gobierno federal está obligado a ser más transparente; si es que acaso no se entrega todo a manos extranjeras, como señaló Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Estatal de la Ciudad de México.

 “Suponiendo que fuera cierto lo de Pemex (que está seca), que no lo es, más allá de Pemex está el petróleo. Y ese no se ha acabado. Es una riqueza enorme de México y el Presidente está entregándola a manos extranjeras”, comentó. Mientras tanto, el analista de CI Banco, Jorge Arias, indicó que la actual situación de Pemex se debe a malos manejos internos, los actuales precios, el peso depreciado, entre otros factores.

 “El sector público usó a Pemex como salvaguarda para salvarse de muchos problemas y mientras las condiciones [producción e ingresos petroleros altos] le favorecían no pasaba nada, pero descuidó mucho la inversión durante al menos dos décadas. La empresa dejó de ser productiva hace muchos años y se fueron deteriorando las refinerías. 

Cuando ya se tenía el problema encima, el gobierno tomó decisiones de importar”, comentó para Sin Embargo. Por otro lado, Ángel Olvera, economista del Tecnológico de Monterrey, señaló al PRI como el responsable. “Se secó Pemex. Lo secó su mismo partido político. 

El PRI estuvo manejando a Pemex durante muchos años y el gasto realizado era en sueldos y salarios. El gobierno nunca hizo como debió inversiones en capital y en infraestructura necesarias para que la empresa fuera realmente competitiva. No tiene la tecnología para refinar o extraer petróleo de una mejor forma”, comentó.

 Vía Sin Embargo. 

Anuncios

 
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario