Padre recuperó la custodia de su hija para después matarla a golpes


Foto de Internet/ Dale me gusta si apoyas a Carmen Aristegui
   
 Tras recuperar a su hija, la familia se mudó a otra zona de Inglaterra, donde Ellie se matriculó en un nuevo colegio, al que faltaba con asiduidad o llegaba magullada. Ben Butler cumple una condena de 23 años de prisión en una cárcel del Reino Unido por uno de los delitos más horribles que puede cometer un padre: matar a su propio hijo menor de edad. 

 El crimen de este ciudadano británico se remonta a hace casi tres años, cuando acabó con la vida de Ellie, su hija de seis años, a la que golpeó de forma brutal, según las explicaciones de los forenses. Ellie nació el 30 de diciembre de 2006, fruto de lo que la justicia describió como “una relación casual” entre su madre, Jennie Gray, y Ben Butler. 

 Los padres de la menor no vivían juntos y en una ocasión, cuando Ellie tenía seis semanas, su madre la dejó por unos días en el apartamento de su padre en el sur de Londres. 

 Lo que sucedió después sigue siendo disputado. Butler asegura que entró en pánico cuando vio que la niña estaba “blanca como un papel” y totalmente flácida. 

 Los médicos del hospital constataron que la bebé había padecido una lesión cerebral, de la que, afortunadamente, se recuperó posteriormente por completo. El padre fue acusado por la Policía de sacudir violentamente a la niña y condenado a 18 meses de prisión.

Anuncios.

No era la primera vez que Butler enfrentaba la justicia. Había estado en la cárcel durante tres años por robo y por un ataque brutal contra una ex novia.

 A pesar de su pasado violento y de la nueva sentencia por Ellie, Ben Butler, apoyado por Jennie Gray, inició una batalla legal para revocar la condena. Un tribunal de apelaciones reexaminó el caso y ordenó un nuevo juicio, señalando que el jurado no había considerado la posibilidad de que los síntomas de Ellie se hubieran debido a otras causas. 

 A pesar las advertencias de los abuelos maternos de Ellie, fue otorgada la custodia completa a sus padres, incluso los servicios sociales ya no estarían involucrados en absoluto en el monitoreo de la niña. 

 Tras recuperar a su hija, la familia se mudó a otra zona de Inglaterra, donde Ellie se matriculó en un nuevo colegio, al que faltaba con asiduidad o llegaba magullada.

 Cuando el director del centro pidió los primeros justificantes de las ausencias de la niña fue, según su propio relato, cuando empezaron a surgir los problemas con los padres. 

 El centro no iba a tener demasiado tiempo para investigar a la familia, ya que Ellie iba a fallecer el 28 de octubre de 2013 tras sufrir una fractura masiva de cráneo.

Anuncios.

Según la sentencia que condenó a su padre, “Ellie murió como resultado bien de que su padre la golpeó en la parte posterior de la cabeza con la pata de una mesa o bien la golpeó con tanta fuerza que la pata se rompió cuando la cabeza de la menor se dio contra la mesa, lo que explica la fractura de cráneo que generó su muerte”.

 Para empeorar las cosas, el padre y la madre intentaron ocultar la muerte de Ellie. De hecho ocultaron el fallecimiento y enviaron al hijo pequeño de la pareja a descubrir el cadáver, como si hubiera sido una muerte natural. 

 Después, en la audiencia, reconocerían los hechos, por los que la madre fue condenada a 42 meses de prisión por un delito de obstrucción.

 Dijo que quería evitar que su pareja y padre de Ellie, Ben Butler, fuera a prisión. Su hijo pequeño acude a terapia desde entonces ya que quedó traumatizado al encontrar el cuerpo sin vida de su hermana mayor. 

 Fuente:Diario NY/20 Minutos

Anuncios.


  Nuestra inteligente policía, detiene a peligrosa mujer de la tercera edad por vender dulces, es sumamente importante difundir este material.
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada