La inexplicable fortuna de Ricardo Anaya, ahora al descubierto

Foto de Internet

  Cuentas claras, ¿aspiraciones presidenciales largas? 

 Se lo hubieran dicho al dirigente del PAN… Ricardo Anaya gana 48 mil pesos como dirigente de su partido (debería ganar el doble pero, como es bien buena onda y no le gusta llevar una vida ostentosa, decidió bajarse el sueldo a la mitad, OK, no, es sarcasmo). 

Eso equivaldría a 576 mil pesos al año de salario. El mero mero de Acción Nacional, según su declaración 3de3, ganó en el año fiscal 2015 un total de 1 millón 158 mil 333 pesos, según él mismo reportó. 

 En ese mismo año, su esposa ingresó 1 millón 503 mil 964 pesos. O sea que entre los dos, sumaron 2 millones 662 mil 297 pesos. 

¿Suena bien, no? 

Pero la magia se rompe es cuando se pretende sacar cuentas entre lo que gana ahora Anaya y lo que gasta: Dice que renta un departamento en Paseo de la Reforma por 14 mil pesos mensuales (ajá, en Reforma, la avenida principal de la capital del país). Serían 168 mil pesos al año.

Anuncios
Su esposa e hijos radican en una casa de un suburbio de buen nivel de Atlanta, Georgia, en Estados Unidos, cuya renta cuesta unos 800 mil pesos al año, según el tipo de cambio actual. Además, en la colegiatura de sus hijos (los tres están en el colegio High Meadows School) costaría unos 960 mil pesos al mes. 

 Hasta ahorita, sus gastos serían de 1 millón 928 mil pesos anuales. Pero falta sumar lo que se gasta en vuelos a Atlanta -y en comida, y en chicles, y en una cerveza o vino tinto, y en el shopping y en algún lujito, ¿no?-. 

 Según el periodista Ricardo Alemán, Anaya ha ido hasta en 121 ocasiones, pero el político dice que no es cierto que haya ido tantas, aunque no aclara el número exacto de vuelos (¿y la transparencia, señor aspirante presidencial?). 

 Pero si cada uno de esos vuelos, en clase turista -que no en clase Premier, como publicó Alemán, quien dijo tener datos de Delta Airlines- costara 26 mil 900 pesos, Anaya habría gastado hasta 3 millones 254 mil pesos. Y para que no demos lata, dijo que al mes, él y su esposa ganan unos 300 mil pesos por la renta de unos locales en Querétaro.

Anuncios
Y que además, hace poco, una de las empresas que posee, vendió una bodega en 53 millones de pesos (la cual le había sido donada -bendito sea él, al que además le regalaron una casa y a su esposa otra-), y ya recibió un pago del 30%, o sea, unos 15 millones 900 mil pesos. 

 Para concluir, habría querido decir Anaya: le sobra billete, y mucho, y no estén jodiéndolo. A él sus papás le regalaron la casa en la que creció de niño. 

 Acaba de hacer una venta millonaria, de una bodega que también le donaron (¿nos puede presentar a la gente que le dona todo eso, Señor Anaya?).

 Y si no les parece y no les cuadran las cifras, pues lástima, pobres ciudadanos… 

 Ahhhhh, ¡y que Viva México, campeones! 

 Con informacion de quinto-poder/Guillermo Cruz

Anuncios.
 
 Nuestra inteligente policía, detiene a peligrosa mujer de la tercera edad por vender dulces, es sumamente importante difundir este material.
Comparte en Google Plus

About

2 comentarios:

  1. jejejejejejej HAY QUE APAGARLE SUS APSIRACIONES POLITICAS? TIENEN MIEDO LOS PRISITAS DE LA SERIEDAD DE ESTE POSIBLE CANDIDATO?

    LA VERDAD ES QUE CUALQUIERA LOS VA HACER CAGADA A LOS PRIISTAS DE ACOMO SE ESTAN LLEVANDO ESTE SEXENIO NADA LOS VA A SALVAR DE IRSE DEFINITIVAMENTE DE LA PRESIDENCIA.

    CORRUPTOS? HAY DEMASIADOS. Y NO SOLO PRISITAS, HABAMOS DE PARTIS POLITICOS CORRUPTOS TODOS EN GENERAL. CUNA DE POLITICOS CORRUPTOS OVBIAMENTE

    ResponderEliminar
  2. pues si como dice el comentario anterior corruptos hay en todos lados pero hipocritas rateros y malos gobernantes que sumieron al país en un marco de violencia sin precedentes fueron los panistas fox y calderon y ahora este hipocrita quien se dice dueño de una gran fortuna quiere ser presidente pues entonces debemos prepararnos para seguir sufirnedo mas violencia lo que tiene de hablador y de fantasioso debería de tenerlo de verguenza también es ratero igual que todos

    ResponderEliminar