Su padre le inyectó VIH cuando era bebé para evadir manutención


Foto de Internet
 
Cambió su nombre y adoptó el de su madre para no tener ningún vinculo con su padre Brryan Jackson es un hombre de 24 años que cuando era apenas un bebé, fue diagnosticado con sida avanzado y desahuciado.

 Sin embargo, a pesar de todos los diagnósticos hoy se encuentra fuerte y con vida. Al paso del tiempo, cuando él tenía 10 años, junto con su madre ataron cabos y se dieron cuenta que su padre le había inyectado la enfermedad con el VIH, lo que devastó a ambos. Jackson decidió compartir su historia con la cadena BBC, que la publicó esta semana. Bryan Stewart y Jennifer Jackson, se conocieron en dependencias militares en Missouri, donde ambos estudiaron medicina. 

Después de un tiempo se fueron a vivir juntos y en 1991 ella quedó embarazada de Brryan. Todo marchaba bien para la pequeña familia, sin embargo todo cambió cuando Bryan regreso de la operación ‘Tormenta del Desierto’, ya que su actitud era muy diferente, era violento con su esposa y desconoció como su hijo Brryan.

Anuncios.
Se negó a pagar la manutención y solicitó pruebas de ADN, además amenazó a su ex pareja diciéndole: “Tu hijo no vivirá más allá de los 5 años”. Stewart trabajaba en un laboratorio recolectando muestras de sangre, sin embargo decidió guarda algunas que estaban contaminadas con VIH y se las inyectó en una ocasión que Brryan estuvo hospitalizado por un ataque de asma. 

 Al instante el bebé sufrió una crisis, ya que la sangre que había sido introducida a su organismo no era de su grupo sanguíneo. El hombre planeaba que muriera su hijo para no pagar la pensión alimenticia. Al enterarse de esto el chico decidió cambiar su nombre, ya que al nacer fue registrado como Bryan Stewart junior, el año pasado le agregó una “R” a su nombre y adoptó el apellido de su madre.

Anuncios.

Después de una larga lucha para encontrar el tratamiento que mejor se adaptara a su estado de salud y de sufrir r la discriminación por la ignorancia de los padres de sus amigos y compañeros de escuela. 

Ahora vive más tranquilo consumiendo una sola píldora al día. Mientras su padre, Bryan Stewart, cumple una condena en prisión por lo que le hizo, y le ha sido negada la libertad condicional por al menos cinco años más.

 Fuente: Diario MX

Anuncios.


 
 Si piensas que la primera dama es una vergüenza para el país, te invito veas este vídeos y lo puedas compartir, es sumamente importante difundir este material.
Comparte en Google Plus

About

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada